7 razones para organizar tus menús

Broquil

No sé a ti, pero a mi una de las cosas que más me aterra es la pregunta ¿qué hago hoy para cenar? Salgo del trabajo y en el coche repaso mentalmente mi nevera y mi despensa, a ver si se me ocurre alguna genial idea que me evite ir al súper (otra cosa que también me aterra). A ver... tengo patatas, huevos, cebollas... ¡Tortilla! ¡Aissh, no! comimos ayer. Pues a ver... tengo un bróquil... lo haré con bechamel, y de segundo haré empanadillas de esas congeladas (ya sé que no son nada sanas, pero es la opción más rápida). Al llegar a casa, me pongo a preparar la cena y ¡horror! no tengo harina (adiós bechamel, hola disputa familiar para que los niños coman el bróquil sin "trampas").

Seguro que te reconoces en algún punto de mi historia, porque todos, en algún momento, nos hemos encontrado en situaciones de este tipo,. Pero cuando estas situaciones puntuales pasan a convertirse en hábitos, entonces el asunto requiere una atención inmediata, porque los desequilibrios en la alimentación, ponen en riesgo nuestra salud.

¿La solución? Organiza y planifica tus menús. Lo sé, es una tarea aburrida y tediosa. Y, además, requiere dedicación y una inversión de tiempo del que ahora no dispones (o crees que no dispones). Te entiendo perfectamente, porque yo también he pasado por ello. y me he puesto mil excusas para no hacerlo (nuestra mente es altamente resistente a los cambios), pero te aseguro que este hábito va a cambiarte la vida. Además, ¿qué prefieres: pensar cada día en qué vas a comer o hacerlo una vez al mes? 

¿Aún no te has convencido? Antes de que des un NO definitivo a planificar tus menús valora cuáles son los beneficios que te va a aportar el hacerlo.

#1. Ahorras tiempo

¿Vas al súper prácticamente todos los días? ¿Te paseas por sus pasillos buscando inspiración para tu cena? Si organizas los menús irás al súper una o dos veces por semana. Y, además, harás la compra en un plis porque con tu lista de la compra ya sabrás qué tienes que coger y no estarás deambulando por esos pasillos como si fueras un zombie.

#2. Ahorras dinero

¿Has ido al súper a por harina y te has acabado gastando 30€? De acuerdo, has comprado algunas galletas para desayunar, esos yogures que tanto te gustan y un par de refrescos por si acaso.. Pero piénsalo fríamente, ¡la dichosa harina te ha costado 30€!, porque no hubieras comprado todos esos caprichos si hubieras tenido que ir al súper. Cuando planificas tus menús los viajes al súper se reducen y evitas muchas de esas compras caprichosas. 

Compra caprichosa

#3. Consumo responsable

¿Te sientes fatal cuando tienes que tirar comida? Y no sólo es por el disgusto de visualizar tu dinero en la basura, si no por el sentimiento de culpabilidad que te invade pensar que hay gente que no tiene nada para llevarse a la boca mientras tú la estás tirando. Diseñar un plan de comidas te ayudará a cocinar cantidades más adecuadas y a tener congelador, nevera y despensa perfectamente renovados evitando tirar comida y dinero a la basura. 

#4. Incrementas tu energía vital

¿A veces sientes como si se te acabaran las pilas? ¿Eres consciente de que hay una serie de alimentos que te sientan mal pero los has tomado porque no tenías otra cosa en casa? Planificando los menús podrás llevar una dieta más equilibrada, energética y saludable y eso tendrá un efecto muy positivo en ti, en tu cuerpo, en tu mente y en tu estado de ánimo. Porque somos lo que comemos.

#5. Reduces tu nivel de estrés

Tener tus menús planificados libera a tu mente del agobio que supone pensar en ello, aligera tu día a día, te quita preocupaciones. Y nada mejor para reducir el estrés que aportar calma a tu mente. Además, el hecho de disponer de más tiempo, de más dinero y de más energía mejorará tu humor y te sentirás mejor contigo misma.

#6. Reduces fugas de energía

Saber con antelación el menú de los próximos días, te permite concentrar esfuerzos en la cocina ya que podrás preparar varios platos a la vez. Pasará igual con la compra; saber qué tienes que comprar para los próximos días va a hacer que vayas menos veces al súper. Y es que la concentración de esfuerzos en una tarea repetitiva hace que, en el cómputo global, inviertas menos tiempo. en ella y que no la hagas con tanta desgana y es que "La unión hace la fuerza".

#7. Éxito para tu dieta

Sea la dieta que sea: pérdida de peso, detox, vegetariana, mediterránea o macrobiótica... una buena dosis de organización y planificación en tus menús te facilitará la incorporación de esos nuevos hábitos de alimentación y te ayudará a tener disponibles todos los ingredientes necesarios para que tu dieta sea un éxito.

Menú semanal.JPG

¿A qué ahora ya lo ves más claro? Si no es así, me encantará que me comentes, aquí mismo o en privado, cuál es el obstáculo con el que te encuentras para ponerlo en práctica. Seguro que puedo ayudarte a vencerlo. 

Mar Ferré

Mar Ferré, Barcelona