Cómo priorizar

Priorizar

Aprender inglés, viajar, hacer un curso de desarrollo personal, pasar más tiempo con la familia, ir de cañas con amigos, hacer el doble en la mitad de tiempo, dedicarle más horas a tu pasión, meditar, hacer deporte, convertirte en un referente de tu sector, ascender dentro de la empresa, llegar a todo y tener tiempo para no hacer nada…

Por el momento no tenemos superpoderes que nos permitan realizar toooodo lo que nos gustaría hacer. Así es que tenemos que entender que los días tienen 24 horas, las semanas 7 días, los años 52 semanas, …

¿Qué puedes hacer? Muy sencillo, poner en práctica estas dos técnicas.

#1. Hazte preguntas

A partir de ahora, cada vez que tengas que realizar una tarea hazte estas dos preguntas por este orden:

¿Esta tarea es importante? O lo que es lo mismo, ¿esta tarea va a acercarte a tus objetivos?

Si la respuesta es NO, puedes:

  • No realizarla, entonces debes eliminarla y ya no hay dilema.
  • Realizarla. Al tratarse de una tarea que no es importante y, como no llegas a todo, podrás delegarla. Aprender a delegar es un gran reto para mejorar la gestión de tu tiempo.

Pero si tu tarea es importante, debes hacerla sí o sí. Pregúntate entonces:

¿Esta tarea es urgente? La urgencia vendrá marcada por la fecha límite en la que la tarea se pueda hacer.

  • Si no es urgente, planifícala buscando una fecha en tu agenda para realizarla.
  • Si es urgente, ¡deja todo lo que tengas entre manos y HAZLA YA!

Así, para cada tarea únicamente tendrás cuatro opciones posibles: eliminarla, delegarla, planificarla o hacerla YA! 

Aquí tienes un resumen de los cuatro cuadrantes en los que podrás situar cada tarea. A este  cuadro se le conoce con el nombre de Matriz de Eisenhower.

 Matriz de Eisenhower

El lugar ideal donde situar tus tareas es en el cuadrante de la planificación (importante no urgente). Pero la realidad es que en la mayoría de ocasiones nos situamos en el cuadrante de las crisis e imprevistos (importante y urgente). por no decir que a veces hacemos tareas que no son importantes para nosotros. En este caso, debes plantearte fijarte objetivos para que esto no te pase (aquí te dejo un post donde hablo de objetivos).

#2. Sé creativo

No pongas esa cara de ¿qué tiene que ver la velocidad con el tocino? Si, has leído bien la creatividad puede ser una gran aliada en tu gestión del tiempo. Y es que, en más de una ocasión, vas a encontrarte ante tareas, objetivos, situaciones, etc. ante las que no vas a querer escoger porque no estás dispuesto a renunciar a nada. Y la técnica anterior no va a servirte. Así es que, si te encuentras a menudo ante este tipo de situaciones, entonces debes poner en marcha tu imaginación y tu creatividad.

Imagina… quieres aprender inglés, pero nunca has aguantado más de dos meses seguidos yendo a clase. ¡Es tan aburrido! Tú eres más de pasártelo bien con los amigos, tomando cañas en un ambiente distendido. Y ¿quién te ha dicho que tienes que escoger entre una cosa o la otra? Quizás podrías apuntarte a un Meetup y cada miércoles te reúnes con gente que comparte tus inquietudes y que, mientras aprendes inglés, pasas un rato divertido con personas que pueden acabar siendo buenos amigos.

Tal vez este año te has propuesto meditar y hacer algo de deporte. ¿has pensado que si te apuntas a yoga puedes matar dos pájaros de un tiro? Y para conseguir el triplete… ¿sabes que hay centros que ofrecen clases de yoga en inglés?

O tal vez te sirva mi propio ejemplo. Al poco tiempo de descubrir el apasionante mundo de la organización, inicié un curso de desarrollo personal. Entonces se despertó otra pasión en mí, que desvió mi interés inicial hacia un lugar más experiencial y no tan racional. Durante un tiempo dudé de si tirar hacia delante con lo de la organización… hasta que, ayudando a uno de mis clientes, me di cuenta de que había mucho más allá del orden. Y empecé a gestar la idea de utilizar la organización como herramienta de autoconocimiento y de gestión emocional.. Así es que, uniendo estas dos grandes pasiones no he tenido que renunciar a nada.

Priorizar

Espero que estas dos "técnicas" te sean de utilidad. Y tú ¿cómo priorizas? Me encantará que me lo cuentes y si te ha gustado el artículo, compártelo.

Mar Ferré

Mar Ferré, Barcelona