Verano en modo avión: 7 estrategias para desconectar del móvil

Las vacaciones son una oportunidad fantástica para resetear, para dejar atrás hábitos que restan, para indagar qué es lo que realmente importa y poner prioridades en orden, para cargar pilas y así volver a tope con energía arrolladora.

Pero ¿qué pasa con el móvil? Pues que, aunque tú estés de vacaciones, tu móvil sigue ahí como si fuera una parte de ti, una parte de tu cuerpo, una prolongación de tu mano. Siempre a tu alcance, incluso de vacaciones, disponible 24 horas al día y 7 días a la semana, seduciéndote con sus luces y hechizándote con sus sonidos como si de cantos de sirena se trataran. Porque tu móvil es capaz de cualquier artimaña con tal de atrapar tu atención.

#Momento presente

Como desconectar del móvil

Y mientras prestas atención a tu móvil, te pierdes el momento presente, el AQUÍ y AHORA se desvanece como un castillo en el aire. Porque, aunque tu cuerpo siga aquí, tu mente y tus sentidos están en un mundo virtual ( mira este artículo si te interesa saber por qué es tan importante vivir en el momento presente)

Es importante  eliminar o reducir los estímulos externos que te impiden vivir el momento presente. y darle más importancia a ti, a tus sueños y a tus emociones que a un mensaje de Whatsapp. Es importante que te escuches a ti, a tu pareja, a tus hijos, a tus amigos… a todo lo que esté PRESENTE AQUÍ Y AHORA.

No te estoy pidiendo que te deshagas de tu apreciado teléfono, nooo. Soy una fan de la tecnología y de las Redes Sociales y pienso que debemos aprovechar lo bueno que nos aporta. De lo que se trata es de hacer un uso consciente y responsable, de ponerle límites y de que seas tú, y no los demás, quien decida cuál es tu ritmo.

Para ello propongo 7 pasos con preguntas, ejercicios y estrategias para que disminuyas la cantidad de tiempo invertido en tu móvil y aumentes la calidad de tu momento presente.

¿Activamos el modo avión?

 

#1 Indaga

¿Cuántas horas al día pasas delante del móvil? ¿Cuántas veces revisas las notificaciones? ¿Qué es lo que más consultas: mail, Facebook, Instagram,…? Si recibes un mensaje o una notificación ¿cuánto tardas en coger tu móvil para leerla?

Hazte preguntas de este tipo y sé honesto cuando respondas. Si no sabes con certeza la respuesta, te invito a que durante un día lleves un inventario del tiempo invertido en tu móvil, del número de veces que lo coges, etc.

#2 Buenos "Buenos días"

Desconectar del móvil

¿Miras el móvil nada más levantarte? ¿Lo usas a modo de despertador? ¿Cuánto rato pasa desde que te despiertas hasta que lo consultas?

Si usas tu móvil como despertador sustitúyelo por uno a pilas. Y cambia de hábitos si tu primer gesto del día es consultar el móvil. Incorpora alguno que te aporte mayor presencia. Por ejemplo, puedes empezar implantando los hábitos de las Mañanas Milagrosas. Verás como tendrás unos buenos "Buenos días".

#3 Veo veo

Desconectar del movil

¿Dónde dejas tu teléfono cuándo estás en casa? ¿Tiene un sitio fijo o te sigue donde tú estés? Y aunque ahora estés de vacaciones estés de vacaciones, ¿ dónde dejas tu teléfono cuando estás en el trabajo?

Mantener tu móvil fuera del alcance de tu vista, de tu oído y de tu tacto te ayudará en tu tarea de desconexión, porque si no lo ves, no lo oyes, y no lo "sientes" podrás alejar la tentación de consultarlo constantemente. Busca el lugar ideal (en casa o en tu trabajo)  donde tu móvil no esté visible y quita el sonido de las notificaciones o reduce su volumen.

#4 Sí sin mi móvil

Verano en modo avión

¿Qué pasa si te olvidas el móvil en casa? ¿Vuelves a por él? Si no puedes volver, ¿te sientes mal por estar tan desconectado? ¿Piensas que puede ocurrir una desgracia si no estás disponible? Reflexiona sobre este aspecto. ¿Qué pasaba hace años cuando no existían los móviles? Nada ¿verdad?

Durante estas vacaciones haz una actividad al día sin llevar el móvil encima: ves a comprar, a caminar, a la playa, a tomar algo. Y mientras estés haciéndola observa cómo te sientes. Poco a poco irás reduciendo tu esa necesidad de tener siempre el móvil encima Y si te atreves, a tu vuelta de vacaciones prueba ir un día a trabajar sin el móvil.

#5 Friends & Family

¿Te has fijado lo contagioso que puede ser que alguien consulte su móvil? Cuando estás en casa ¿en qué momentos consultas más tu móvil? ¿y tu familia?  Cuando quedas con los amigos ¿dónde dejas tu teléfono? ¿Cómo te sientes cuando se interrumpe una conversación porque alguien está mirando su móvil?

Si no vives solo pacta con la familia en qué momentos vais a restringir el uso del móvil: durante las comidas, al ver una peli, unos ratitos antes de ir a dormir… También debéis fijar en qué ratitos se le va a dar rienda suelta al móvil. Lo importante es pactar y dar prioridad al presente y a quien está presente.

Lo mismo con los amigos. Cuando quedes en un bar o restaurante para comer, cenar o tomar algo, pacta también estrategias para liberaros del móvil. Probad a dejarlos apilados en el centro de la mesa y el primero que lo coja paga una ronda

#6 Los "mientras tanto"

Como desconectar del movil

¿Qué haces en esos momentos libres como las pausas de la película o mientras esperas a que la cafetera se caliente o mientras estás en la estación esperando a que llegue el tren? ¿Cuáles son tus “mientras tanto”? ¿Qué acostumbras a hacer en esos momentos? ¿Sientes atracción por tu móvil?

Identifica cuáles son esos momentos e intenta substituirlos por alguna otra actividad: haz una llamada corta en vez de enviar un mensaje (¿nos hemos olvidado de hablar por teléfono?),  si estás en la calle observa a la gente o si estás en casa riega las plantas o simplemente abúrrete y verás como te surgen nuevas ideas.

#7 Buenas "Buenas noches"

¿Qué haces con tu móvil antes de irte a dormir? ¿Dónde lo dejas? ¿Consultas el teléfono, respondes mensajes o miras las redes sociales cuando ya estás en la cama?

Apaga tu móvil o ponlo en modo avión 30 minutos antes de irte a dormir y no lo dejes en tu habitación y mucho menos en tu mesita de noche. Déjalo en el lugar que has decidido en la paso #3 y aprovecha ese momento de desconexión para leer, darte un pequeño masaje, cuidarte la piel, meditar o lo que más te relaje.

 

Implantar estas estrategias durante este verano es un muy buen comienzo para gestionar mejor tu tiempo. Escoge si quieres poner en marcha todas a la vez, o vas a incorporarlas poco a poco; todo dependerá de tu grado de dependencia (por no llamarlo adicción, no sería políticamente correcto, ¿verdad?).

¿Qué nuevos hábitos vas a incorporar para ponerle límites a la tecnología? ¿Tienes alguna otra estrategia que estés aplicando para pasar más tiempo en modo avión.

 

Espero que te haya sido de utilidad. Y si te ha gustado, dale al like y comparte... porque compartir es dar.

Mil gracias ;)


¿Aún no eres suscriptor/a?

Si quieres recibir contenido exclusivo SUSCRÍBETE y llévate de regalo mi ebook "Claves para organizar tu casa... y tu vida"

SÍGUEME EN LAS REDES

Mar Ferré

Mar Ferré, Barcelona