Herramientas para mejorar tus finanzas

Hucha

Dicen que información es poder, así es que el primer paso para tomar las riendas de tus finanzas es salir de la ignorancia. Hoy te voy a mostrar tres herramientas que te van a aportar la información y el conocimiento necesarios para que tomes las mejores decisiones financieras.

Estas herramientas van a arrojar luz a algunos aspectos de tu economía que no te atrevías a mirar y van a ayudarte a mirar a tu economía con otros ojos. También vas a ampliar tu nivel de consciencia y eso te ayudará a distinguir entre qué es lo que está funcionando bien y qué es lo que debes cambiar para que tu economía mejore.

#1. Balance de situación personal

El balance de situación es como hacerle una fotografía a tu patrimonio; te muestra cómo es en un momento determinado. Es una herramienta que te aporta una información estática, que no varía de un día para otro, por eso es suficiente confeccionarla dos veces al año, siempre y cuando no haya habido cambios significativos.

Para hacer tu balance de situación sigue estos sencillos pasos:

  • En primer lugar, lista y valora todos tus activos: efectivo, saldos en cuentas bancarias, inversiones financieras, inmuebles (vivienda habitual no), acciones, etc. Es decir, todo aquello que genera ingresos, que pone dinero en tu bolsillo; eso es un activo.
  • Haz lo mismo con tus pasivos: tarjetas de crédito, préstamos personales, hipotecas, deudas varias, etc. Es decir, todo lo que genera gastos, que te quita dinero de tu bolsillo.
  • Suma el total de tus activos y réstale el total de tus pasivos y tendrás la cifra de tu patrimonio neto.  Es decir:

PATRIMONIO NETO = ACTIVOS – PASIVOS

 

Con esta información ya puedes empezar a tomar decisiones que te lleven a acumular activos y a reducir o eliminar pasivos. Si, por ejemplo, tus deudas superan tus bienes, es decir, la cifra de tu patrimonio neto es negativa, debes trazar un plan de acción para reducir tus deudas.

#2. Cuenta de resultados

Estoy convencida de que sabes decirme con bastante precisión cuánto ingresaste el mes pasado, pero si te pregunto cuánto has gastado en alimentación te va a resultar más complicado responderme. ¿Me equivoco? Ser consciente de a dónde se va tu dinero es tan importante o más cómo saber de donde viene. Registrando cada mes tus ingresos y tus gastos vas a poder tomar decisiones de una forma más consciente.

Para confeccionar tu cuenta de resultados:

  • ·Registra todos los ingresos del mes: nóminas, intereses, dividendos, alquileres.
  • Haz lo mismo con tus gastos. Esta parte es más complicada puesto que hay muchos pagos que realizamos en efectivo. Por eso te aconsejo que durante 3 meses cojas tickets de todo lo que pagues en efectivo. Con los tickets y tu extracto bancario, tus gastos se ajustarán más a la realidad.
  • Calcula tu rendimiento mensual restando a tus ingresos los gastos de ese mes:

RENDIMIENTO NETO = INGRESOS – GASTOS

 

La cuenta de resultados te va a permitir conocer cuál está siendo el rendimiento de tu patrimonio y te va a facilitar el análisis de tus ingresos y especialmente de tus gastos . Pon en práctica el juego del semáforo marcando en color rojo aquellos gastos que son prescindibles, en naranja aquellos que pueden reajustarse y en verde aquellos que son esenciales. Diseña un plan de acción para reducir los gastos que has marcado en rojo; después continúa con los naranjas.

También es una herramienta que va a indicarte los meses en que haya tensiones de tesorería (es decir, que no llegas a final de mes o que acabas en números rojos) y así podrás anticiparte a esas situaciones que son caras tanto desde el punto de vista financiero y emocional.

Calculadora

#3. Presupuesto familiar

Es una herramienta que podrás elaborar fácilmente a partir de tu cuenta de resultados y que te ayudará a hacer una previsión futura de ingresos y gastos  y te permitirá planificar tus finanzas.

Anualmente confecciona el presupuesto familiar siguiendo las mismas pautas que para la cuenta de resultados, solo que esta vez serán previsiones de futuro basadas en gastos pasados. Por ejemplo, tu cuenta de resultados dice que en los últimos tres meses has gastado 1.454 € en alimentación; en tu presupuesto familiar harás una previsión de gastos de alimentación por valor de 500 € cada mes.

Mensualmente compara cuenta de resultados y presupuesto para ver si están habiendo desviaciones significativas y, en determinados casos, tomar las medidas oportunas. Imagina que este mes el gasto de alimentación ha sido de 800 €. Si has hecho un presupuesto saltará una señal de alarma que llamaría tu atención y te pondría a analizar la causa de ese incremento y a tomar medidas correctoras si se considera conveniente.

No te olvides de incluir en tu presupuesto la partida del ahorro. Lo ideal sería que ahorraras un 10% de tus ingresos y que sea la primera partida que se descuenta de tus ingresos porque debes ahorrar sí o sí. Incluso si estás en una situación económica muy estrangulada, debes empezar a incorporar el hábito del ahorro, aunque sea empezando con pequeñas cantidades y luego las vas incrementando,

Dinero

Si empiezas a aplicar ya estas tres herramientas vas a conseguir:

  • Mayor control sobre tus finanzas.
  • Vivir acorde a tu situación real financiera.
  • Aprender a priorizar lo que realmente te importa.
  • Desarrollar una mayor consciencia acerca de cómo quieres vivir.
  • Valorar cada uno de tus pasos y de tus decisiones.

Y tú, ¿qué herramientas utilizas para poner en orden tus finanzas personales?

 

Si te ha gustado este post, deja aquí tus comentarios y no olvides compartirlo.

Mar Ferré

Mar Ferré, Barcelona