La organización como herramienta: el autoconocimiento

Hoy quiero cambiar radicalmente tu manera de entender la organización. Quiero que veas que es una herramienta capaz de aportarte muchos otros beneficios que seguro no has contemplado antes. Pero, sobre todo, quiero enseñarte a utilizarla en cualquier momento o situación de tu vida, independientemente de cómo estén dispuestos los objetos de tu cocina o los libros de la biblioteca de tu salón.

Para mi, la organización es una poderosa herramienta de autoconocimiento, de gestión emocional y de adaptación a los cambios. Y como el tema da para mucho, hoy vamos a adentrarnos en el primer aspecto.

¿Te apetece?

#Autoconocimiento

Como conocerme mejor

Hace muchísimos años que los sabios griegos nos los están diciendo “Conócete a ti mismo”. Esta inscripción, que estaba esculpida en el templo de Delfos, es la frase que mejor resume el quid de la cuestión. La base de la felicidad está en conocernos, en adentrarnos en nosotros, comprendernos y aceptarnos tal y como somos.

Este viaje interior a veces es muy doloroso, no te voy a engañar, pero no sabes el poder que tiene. Te va a ayudar a poner luz a tu lado más oscuro, a tomar consciencia de todo aquello que no quieres ver y que te está provocando muchas tensiones internas, tensiones que a veces te llevan a reaccionar de manera inconsciente ante las situaciones de tu día a día. Y no me quiero extender más, es un tema realmente apasionante y si no me freno no acabaré de explicarte lo que realmente quiero. Así es que si te interesa profundizar más en el  mundo del autoconocimiento, en este artículo, Borja Vilaseca define muy bien ese viaje.

Y ¿qué tiene que ver todo esto del autoconocimiento con la organización? Pues bien, la organización también puede ser una poderosa herramienta más de autoconocimiento si sabes cómo utilizarla.

 

#Tu armario habla de ti

tu armario habla de ti

Una de las Leyes Universales afirma que hay una correspondencia total entre el plano físico, el mental y el espiritual. El principio que define esta ley es que como es abajo es arriba, como es adentro es afuera. Nos habla de que tu interior se refleja en tu exterior, por tanto,  viendo tu mundo exterior sabrás cómo es tu interior. Si tu interior es un desorden, tu vida fuera será un desorden. Si sientes que el estado de tu armario es fruto de las circunstancia, seguramente vas por la vida sintiéndote  víctima de las circunstancias y la vida te irá planteando situaciones que reafirmen esa situación interna.

Tu armario es el que mejor refleja tu interior, el que expresa tus aspectos más profundos e íntimos. Da muchísima información sobre quién eres y cómo eres, si te aceptas, si te comprendes, si te juzgas de manera implacable o si te quieres incondicionalmente. Habla de tus debilidades, pero también de tus fortalezas. Si las conoces y las aceptas, podrás hacer brillar tus luces y sabrás gestionar tus sombras.

 

Como es adentro es afuera, como es en tu interior es en tu exterior

 

#Viajando a tu interior

viaje al autoconocimiento

Tras  estas reflexiones, toca la parte más práctica para que aprendas a utilizar la organización como herramienta de autoconocimiento. Así es que te invito a que hagas un viaje a tu interior. ¿Preparada? 

1.   Abre tu armario y obsérvalo como si fuera la primera vez.

2.   Anota en una libreta qué ves y qué sientes, cuál es la primera impresión al verlo, el primer impacto que te produce.

3.   Hazte preguntas, muchas, todas las que se te ocurran porque esta parte es crucial para ir “sacando capas”. Respóndete a preguntas de este estilo: ¿Te gusta lo que ves? ¿Tu armario está lleno de “por si acasos”, de “y si algún día lo necesito”? ¿Guardas muchas prendas para días especiales que nunca llegan? ¿O guardas piezas que no usas pero que no quieres tirar porque te costaron mucho dinero? Quizás tengas prendas de otras tallas que “reservas” para cuando adelgaces. Sigue preguntándote ¿la ropa está desordenada o cada cosa está en su sitio? ¿qué colores invaden tu armario? ¿qué texturas? ¿qué tipos de prendas utilizas más? ¿te hacen sentir a gusto con tu cuerpo o intentan ocultar alguna parte de ti que no aceptas?

4.   Relee lo que has escrito pasados unos días, sin juicios ni pretensiones de ningún tipo, con mirada limpia. Analiza las respuestas a todas esas preguntas.

5.   Ponte en acción para liberarte de los apegos, de los miedos, de los sentimientos de culpa, ... y reorganiza tu armario para que vuelva a brillar tu esencia. Vacíalo, elimina lo que sobra, toma decisiones y reorganiza todo de nuevo. En este post te hablo de cómo volver a enamorarte de tu armario, para que vuelvas a enamorarte de ti.

 

Espero haber podido cambiar un poquito tu perspectiva sobre la organización. ¿Cómo crees tú que puede ayudarte?

 

Y si te ha gustado mi post, o piensas que puede ayudarle a alguien compártelo con tus amigos, familiares y vecinos.
¡Un millón de gracias!

¿Aún no eres suscriptor/a?

Estoy preparando contenido exclusivo para suscriptores, así es que, si no quieres perderte nada ¡SUSCRÍBETE! Además te llevas de regalo mi ebook "Claves para organizar tu casa... y tu vida".  

Mar Ferré

Mar Ferré, Barcelona